El pasado 20 de abril (4/20), consumidores de cannabis se reunieron a lo largo y ancho de EE.UU., a las 4:20 horas, para rendir culto a la marihuana. Como habrás podido imaginar, ni el día ni la hora son casuales. ¿Por qué es el 420 un símbolo para los consumidores?

Durante el otoño de 1971, un grupo de adolescentes que acudía a la escuela secundaria de San Rafael (California), encontraron un mapa confeccionado a mano que reflejaba, supuestamente, una plantación de marihuana. Los cinco adolescentes, que se autodenominaban los Waldos, decidieron empezar la búsqueda del “tesoro”, que el mapa situaba en Point Reyes, al noroeste de San Francisco.

Los chicos quedaban al salir de clase, justo a las 4:20 de la tarde, para fumar y buscar la plantación. 4:20 se convirtió para ellos en una forma de mencionar “sus asuntos” de forma discreta, para no llamar la atención de los profesores, las autoridades, etc. No sabían que ese pequeño gesto se convertiría en un símbolo para fumadores de todo el mundo. Los jóvenes nunca encontraron la plantación. Dave Reddix, un cineasta de 59 años, era uno de ellos.

Aunque en la cultura Weed se conoce como emblema mundial de la marihuana, no todos los fumadores conocen la verdadera historia. El principio del relato, con el 4:20 como nombre en clave utilizado por los Waldos, ya lo conoces. Pero ¿cómo alcanzó tal popularidad el número como para dar origen a la celebración del Día Mundial de la Marihuana el 20 de abril de cada año?

Se ha especulado mucho sobre el significado del número 420 para los adeptos a la marihuana, dando origen a un buen puñado de leyendas urbanas. Algunas de ellas son:

  • 420 es el número de químicos activos de la marihuana: ¡falso! La cifra alcanza los 315, pero no los 420. De modo que no es de su composición química de donde viene el “cuatro veinte”.
  • Las 4:20 de la tarde es la hora del té en los países nórdicos: algunos piensan que en Amsterdam y otros enclaves de los países del norte de Europa, referencias mundiales para los fumadores de marihuana, las 4:20 es la hora de tomar el té, aderezado con algo de hierba para fumar. Aunque es más verosímil que el mito anterior, tampoco es correcto.
  • El 420 no lo usaban los Waldos, sino sus rivales en el instituto: un grupo de amigos que rivalizaba con los Waldos en San Rafael ha tratado de llevarse todo el mérito, afirmando que el cuatro veinte era en realidad parte de su código. Sin embargo, los Waldos son los únicos que han podido aportar pruebas que respaldan su historia.

Todos estos mitos o leyendas son falsos, y así lo atestiguan varios medios de comunicación que han investigado a fondo la cuestión.

La verdadera historia sobre el significado del número 420 para los consumidores de cannabis

De la jerga de un pequeño grupo de adolescentes a insignia internacional para los fumadores de marihuana, el 420 empezó casi como una anécdota. Los Waldos popularizaron el número entre sus conocidos, que a su vez lo transmitieron a otros conocidos, hasta que llegó a los Grateful Dead, el mítico grupo de folk-rock, uno de los máximos representantes musicales del movimiento hippie.

Los Grateful Dead contaban con un grupo de auténticos fanáticos (los “deadheads”), que también comenzaron a utilizar el número 420.

Fue precisamente en un folleto de la banda donde Steve Bloom, editor de High Times, una de las revistas más conocidas en el mundillo Weed, descubrió la historia del número 420 y su relación con la marihuana. Corría el año 1990. A partir de entonces, el personal de High Times empezó a celebrar sus reuniones a las 4:20 horas, en honor a la historia.

Desde entonces, el 420 es el número de la marihuana y el 20 de abril su día mundial.

En FeelWeed  también rendimos homenaje a este símbolo de la contracultura y la filosofía Weed, incorporando el 420 en nuestros diseños de camisetas swag .

¡Síguenos para descubrir otras historias sobre la marihuana y la cultura cannábica!